Jueves 09 de Abril de 2020

Archivos

‘Noticias’ Archivos

LAS TORMENTAS DE PEDRISCO Y LA BAJADA DE TEMPERATURAS MARCAN EL FINAL DE MARZO Y PROVOCAN DAÑOS EN LOS CULTIVOS

La fruta es la producción que puede verse más afectada, si bien en algunas zonas también hay daños en uva de vino.

Pocos días después de que la primavera entrara oficialmente en el calendario, parece que el invierno, acompañado de una gran inestabilidad climática, ha vuelto a hacer acto de presencia. A finales de la semana pasada, una borrasca cargada de aire húmedo ha entrado desde el Atlántico y ha dejado precipitaciones abundantes, que han provocado inundaciones sobre todo en algunos puntos del suroeste. A esto se une un desplome de las temperaturas en prácticamente todo el país, aunque más acusado en el norte y en el centro peninsular.

Los diferentes episodios tormentosos con lluvia y pedrisco están afectando sobre todo a la producción de fruta dulce, aunque con mayor o menor afectación en función de la zona y del estado de desarrollo de los cultivos. Los que pueden estar más dañados son la ciruela, el albaricoque, la nectarina y la pera. Además, en algunas zonas productoras también se registran siniestros en uva de vino, cereza o almendro, entre otros. Son varias las comunidades autónomas que han registrado fuertes tormentas, destacando Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Región de Murcia y Cataluña.

La primavera y el verano son estaciones en las que no es de extrañar que ocurran este tipo de eventos meteorológicos, pero cada vez se empiezan producir en fechas más tempranas, ya que marzo nunca ha sido, tradicionalmente, un mes de pedriscos.

Desde que se decretó el estado de alarma, Agroseguro continúa trabajando por procedimientos telemáticos y conserva intacta su capacidad para la atención a los clientes, tanto en la gestión de la contratación como en la tramitación de los siniestros y el pago de las indemnizaciones, habiéndose pagado en estas tres semanas 36 millones de euros. Por ello, de cara a la planificación de las tasaciones es importante que los agricultores remitan los partes de siniestros tan pronto como constaten los daños en sus parcelas.

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.

LA SINIESTRALIDAD DEL SEGURO AGRARIO SUPERÓ LOS 640 MILLONES DE EUROS EN 2019

La superficie total siniestrada ascendió a casi 1,9 millones de hectáreas. Prácticamente la mitad, cerca de un millón, corresponde a daños por sequía en cultivos herbáceos.
• Frutales, con 115,17 millones de euros, y cultivos herbáceos, con 115,10 millones, acumulan cerca del 50% del total de indemnizaciones agrícolas.
• Las comunidades autónomas más afectadas son Murcia y Castilla y León, con más de 112 y 104 millones de euros, respectivamente. Les siguen Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura.

El ejercicio 2019 ha resultado meteorológicamente muy inestable, aunque algo más benévolo, en términos de indemnizaciones, que los anteriores, alcanzándose los 640,74 millones de euros. Desde este punto de vista, los tres últimos ejercicios se encuentran entre los cuatro más severos de la historia del seguro agrario, solo por detrás de 2012, que fue el que registró el mayor volumen de siniestralidad.
A lo largo del año se han ido encadenando todo tipo de fenómenos climáticos extremos: heladas en invierno, pero también al inicio de la primavera y en el mes de mayo; tormentas de pedrisco –en ocasiones de gran intensidad– desde mediados del mes de marzo y a lo largo de la primavera y el verano, llamando la atención que estos episodios tormentosos cada vez comienzan en fechas más tempranas; también se han registrado varias depresiones aisladas en niveles altos de la atmósfera (DANA), más conocidas como “gota fría”, con intensas precipitaciones, a veces acompañadas de pedrisco. La gota fría más dañina fue la ocurrida entre los días 11 y 14 septiembre, convirtiéndose en el peor evento de este tipo de la historia del seguro.
A todo lo anterior hay que añadir que, a pesar de la inestabilidad climática, las precipitaciones han resultado escasas, y que, por tanto, se han producido daños por sequía, fundamentalmente en los cultivos herbáceos extensivos, aunque también en uva de vino y olivar.
En total, la superficie siniestrada alcanza los 1,9 millones de hectáreas, correspondiendo la mitad a daños por sequía en cultivos herbáceos.
Estos eventos climáticos han afectado especialmente a los cultivos de frutales, con una indemnización de 115,17 millones de euros, y a los de herbáceos extensivos, con 115,10 millones, de los que más del 96% corresponden a cereal de invierno y girasol. A continuación, les siguen las producciones de cítricos, con más de 63 millones de euros, las hortalizas y la uva de vino, con más de 37 millones de euros cada uno, y el olivar, cuya indemnización supera los 21 millones de euros.
También son destacables las indemnizaciones en el seguro de compensación por falta de pastos, debido a la escasez de precipitaciones, que ascendieron a 24 millones de euros.
Por comunidades autónomas, la Región de Murcia y Castilla y León han sido las más afectadas, ambas con más de 100 millones de euros de indemnizaciones. También ha sido elevada la siniestralidad de las comunidades de Castilla-La Mancha, con cerca de 66 millones de euros, y Comunidad Valenciana y Extremadura, con más de 55 millones de euros cada una.

El conjunto de la siniestralidad estimada acumulada a 31 de diciembre se refleja en el siguiente cuadro:

Sectores Nº de siniestros Siniestralidad (millones de €)
SEGUROS AGRÍCOLAS 107.518 467,26
SEGUROS DE GANADERÍA Y ACUICULTURA 104.406 96,09
SEGUROS DE RETIRADA Y DESTRUCCIÓN DE ANIMALES 1.411.824 77,39
TOTAL 1.623.748 640,74

 

CONSULTA LAS FECHAS DE CONTRATACIÓN

LAS PRIMERAS ESTIMACIONES CIFRAN EN 84 MILLONES DE EUROS LAS INDEMNIZACIONES POR LOS DAÑOS CAUSADOS POR LA DANA QUE AZOTÓ AL SURESTE PENINSULAR.

  • Se trata del mayor siniestro de gota fría en la historia del seguro agrario.
  • Cítricos, uva de mesa y hortalizas son, entre otras, las producciones más afectadas.
  • La previsión de superficie asegurada afectada se acerca a las 50.000 hectáreas.

Se trata del mayor siniestro de gota fría en la historia del seguro agrario, cuya intensidad y persistencia han generado daños inusitadamente graves en el campo. En muchos puntos se han recogido precipitaciones superiores a 400 l/m2, lo que ha provocado inundaciones e incluso el desbordamiento del río Segura y de otros de menor importancia. Si bien la zona afectada es muy extensa, los mayores daños se localizan en la Vega Baja del Segura y en el término de Orihuela (Alicante). En el caso de la región de Murcia, las precipitaciones llegaron acompañadas de pedriscos puntualmente intensos, lo que ha agravado los daños en las producciones.

La indemnización por los daños ocasionados por la DANA (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera) que la semana pasada atravesó la costa mediterránea se estima en 84 millones de euros por una superficie afectada que puede alcanzar las 50.000 hectáreas, de las que ya se ha recibido declaración de siniestro de más de 18.700.

Las provincias de Alicante y Murcia son las que acumulan el mayor volumen de indemnizaciones, con casi 36 millones de euros y más de 34 millones, respectivamente. Este fenómeno también ha afectado a la provincia de Albacete, con una previsión de indemnización de 6 millones de euros. Ha resultado especialmente intenso en las comarcas de Hellín, Centro y Almansa. En Almería, la indemnización puede alcanzar los 5,8 millones de euros y las comarcas con más daños son las de Campo Níjar y Bajo Almanzora.

Por su parte, las producciones que se han visto más afectadas por la DANA son las de cítricos, cuyos daños van a depender del tiempo que permanezca el agua en las parcelas. Además de las pérdidas en producción, no se pueden descartar daños en plantación por muerte del arbolado. A continuación, se sitúa la uva de mesa, en la que las lluvias provocan daños que evolucionarán en función de las condiciones de viento y temperatura de los próximos días. Además, se esperan daños en instalaciones (parrales). También se han visto muy afectadas las hortalizas (lechugas y brócolis fundamentalmente, aunque también hay daños en pimientos, melones, cebollas y algunas producciones de invernadero).   

Ya se está trabajando en la planificación de las tasaciones, con el objetivo de ofrecer el mejor servicio a los asegurados. Actualmente ya se dispone de 60 peritos para trabajar en las zonas afectadas, a los que se irán sumando efectivos según se vaya requiriendo.

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.

SEGURO DE CAQUI :EL AÑO 2018, RÉCORD HISTÓRICO DE INDEMNIZACIONES PARA LOS PRODUCTORES DE CAQUI.

CAQUI

  • Del total de la indemnización prevista, cerca de 23 millones de euros se deben a los siniestros de pedrisco y casi 10 millones a los daños por helada.
  • En total, han declarado siniestro dos de cada tres hectáreas aseguradas de caqui en la Comunidad Valenciana, la principal zona productora

La indemnización total prevista para el cultivo de caqui alcanza su récord histórico en 2018 y supera los 34 millones de euros por siniestros que han afectado a más de 11.670 hectáreas aseguradas, lo que supone casi el 70% del total de superficie contratada de este cultivo en la Comunidad Valenciana.

La mayor parte de los daños se deben, principalmente, a las tormentas y a las fuertes granizadas que se produjeron en verano y, sobre todo, al episodio de pedrisco registrado el 1 de julio. Este riesgo climático supone cerca de 23 millones de euros del total de la indemnización prevista para el caqui. Además, la campaña arrancó con heladas que han continuado a lo largo de 2018, especialmente en primavera. Entre ambos fenómenos meteorológicos, se ha producido más del doble de siniestros que en 2017.

La provincia de Valencia, principal zona productora, concentra el 98% de los daños, con alrededor de 11.460 hectáreas de superficie siniestrada, de las que más de 6.200 lo son por pedrisco, otras 4.700 por helada y el resto por otros riesgos. Por comarcas, la más afectada es la Ribera del Júcar, la mayor productora de caqui, con cerca de 7.800 hectáreas siniestradas, seguida del Valle de Albaida, con casi 1.200 hectáreas dañadas.

Elevado ritmo de tasación y pagos

Consciente de la situación que vive el sector agrario como consecuencia de la elevada siniestralidad, Agroseguro ha agilizado los procesos de tasación en caqui, que ya han finalizado. En total, se han movilizado 62 peritos, reforzando a los de Valencia con profesionales de las zonas limítrofes. Esta situación ha permitido adelantar al máximo el pago de las indemnizaciones, que esta semana podría alcanzar el 90% del total previsto. Recordamos que en septiembre ya se anticiparon más de 6 millones de euros a los productores con elevados daños por pedrisco en sus explotaciones.

LA SINIESTRALIDAD DEL SEGURO AGRARIO SUPERÓ LOS 755 MILLONES DE EUROS EN 2018

ACITRICO• La superficie total siniestrada alcanzó los 1,4 millones de hectáreas, la mitad por pedrisco, que causó daños por valor de 300 millones de euros.
• Frutales, cultivos herbáceos, uva de vino, ajos y caqui son las producciones con mayores daños. Los frutales, con más de 188 millones de euros, suponen el 25% del total de siniestralidad.
• Las comunidades autónomas más afectadas son Valencia, Murcia, Aragón y Castilla-La Mancha.

La siniestralidad agraria ha superado los 755 millones de euros en 2018, siendo el segundo año de mayor siniestralidad en la historia del seguro agrario, tan solo por detrás de 2012, aunque muy cerca.
Tras un 2017 que registró una elevada siniestralidad por la sequía, el 2018 se ha comportado de forma distinta, pero igualmente negativa, encadenando dos ejercicios consecutivos de alta siniestralidad. Durante todo el año, se han registrado todo tipo de fenómenos extremos, destacando las tormentas con pedrisco, que se han reiterado de forma excepcional desde el inicio de la primavera hasta finales de año.
En total, la superficie siniestrada alcanza los 1,4 millones de hectáreas, la mitad por pedrisco, que ha causado daños por valor de más de 300 millones de euros, es decir, casi el 40% del total de siniestralidad.
También han sido protagonistas los episodios de heladas ocurridos los primeros meses de invierno, y las precipitaciones y fuertes vientos, que provocaron daños de más de 156 millones de euros.
Estos eventos climáticos han afectado especialmente a los cultivos de frutales, herbáceos, uva de vino, ajos y caqui. Las producciones de fruta, con más de 188 millones de euros de siniestralidad, suponen el 25% del total, seguidas de los cultivos herbáceos, con más de 85 millones de euros, y de la uva de vino, que supera los 55 millones.
Por comunidades autónomas, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Aragón y Castilla-La Mancha han sido las más afectadas. Estas dos últimas regiones han llegado a registrar sus mayores índices de siniestralidad de la última década, con 90 y 92 millones de euros, respectivamente. Por su parte, la Comunidad Valenciana y Murcia rondan, cada una, los 89 millones de euros de siniestralidad.
El conjunto de la siniestralidad estimada acumulada a 31 de diciembre se refleja en el siguiente cuadro:

Sectores

Nº de siniestros

Siniestralidad (millones de €)

AGRÍCOLA

130.845

601,92

GANADERÍA y ACUICULTURA

109.841

75,55

RETIRADA Y DESTRUCCIÓN

1.449.004

77,54

TOTAL

1.689.690

755,01

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se producen continuamente y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.

SE ESTIMAN EN MÁS DE 10 MILLONES DE EUROS LAS INDEMNIZACIONES POR LAS TORMENTAS DE PEDRISCO EN ANDALUCÍA

Pedrisco_Lechuga

  • Se han recibido partes de siniestro correspondientes a más de 17.000 mil hectáreas, de las cuales cerca de 6.000 corresponden a olivos, los más afectados en superficie.
  • La mayor indemnización la registran las hortalizas de ciclos sucesivos, principalmente lechugas, con más de 4 millones de euros.
  • Jaén, Granada y Córdoba han resultado las provincias más afectadas por el pedrisco.

Las reiteradas tormentas de pedrisco ocurridas desde finales de abril hasta septiembre han causado importantes daños en el campo andaluz, elevando a más de 10 millones de euros la previsión de indemnizaciones.

Hasta el momento se han recibido declaraciones de siniestro correspondientes a 17.000 hectáreas. Por cultivos, los olivos son los que acumulan mayor superficie afectada, con cerca de 6.000 hectáreas, seguidos por los cultivos herbáceos, con casi 5.000 hectáreas, y los frutales con más de 1.590 hectáreas. Sin embargo, la mayor indemnización la registran las hortalizas de ciclos sucesivos, principalmente lechugas, con más de 4 millones de euros.

Las provincias de Jaén, Granada y Córdoba han sido las más afectadas, alcanzando las 4.809 hectáreas, 3.966 hectáreas y 3.077 hectáreas respectivamente. En lo que llevamos de año, se han venido repitiendo diferentes episodios tormentosos, si bien los ocurridos durante los meses de mayo (4.692 hectáreas) y agosto (6.529 hectáreas) han resultado especialmente perjudiciales.

Las labores de tasación se iniciaron en mayo con 30 peritos y en los meses de junio y julio se abonaron los primeros siniestros, estando previsto finalizar los pagos en las próximas semanas.

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se están produciendo en los últimos meses y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.

Las indemnizaciones por los daños de las tormentas de pedrisco se estiman en casi 214 millones de euros

ACITRICOLa superficie siniestrada por las tormentas supera las 542.000 hectáreas.

La previsión de indemnización por todos los eventos climáticos adversos ocurridos durante este año asciende ya a 437 millones de euros, con una superficie siniestrada de casi 1.100.000 hectáreas.

Las intensas y reiteradas tormentas de pedrisco que se vienen registrando desde el mes de marzo, con el inicio de la primavera, han afectado ya a un total de 542.160 hectáreas de cultivo, lo que supone una previsión de indemnización de 214 millones de euros.

Más de la mitad de la superficie afectada por todas las tormentas de pedrisco (casi 307.000 hectáreas) se han producido a lo largo del mes de julio. Este mes se ha caracterizado por una actividad tormentosa excepcional, con precipitaciones prácticamente a diario y, en muchas ocasiones, con el agravante de que vuelven a producirse en zonas que ya estaban afectadas con anterioridad.

La producción de frutales es la más afectada por las tormentas. En el mes de julio destacan especialmente las caídas en Aragón, con casi 3.600 hectáreas reclamadas, que han afectado fundamentalmente a la comarca del Bajo Cinca; y Cataluña, sobre todo en la comarca Segriá, con más de 3.300 hectáreas con siniestro. Aunque en menor medida, también se han registrado daños en la fruta de La Rioja y Navarra. Considerando también las tormentas del resto del año (que afectaron especialmente a la fruta de Extremadura y Murcia), las indemnizaciones por pedrisco en este cultivo ascienden ya a casi 108 millones de euros.

A continuación se sitúan los cultivos herbáceos extensivos, que son los más importantes en lo que se refiere a superficie afectada. Solo en el mes de julio se han recibido declaraciones de siniestro correspondientes a más de 268.000 hectáreas. Los daños más importantes se han producido en Castilla y León, con casi 175.000 hectáreas afectadas repartidas en todas las provincias, pero destacando especialmente Palencia, Burgos y Soria. También son importantes los daños registrados en Aragón, donde los pedriscos en cereal se han repartido prácticamente por todas sus comarcas. En total, las indemnizaciones por los daños de todas las tormentas ocurridas durante el año ascienden a casi 36 millones de euros.

La uva de vino también ha sufrido reiteradas e importantes tormentas de pedrisco. En el mes de julio se han visto afectadas más de 18.000 hectáreas, destacando especialmente las localizadas en el ámbito de la DO Rioja y en Navarra. En este cultivo, las indemnizaciones por los pedriscos de todo el año ascienden a cerca de 26 millones de euros.

Por último, el caqui también se ha visto muy dañado, con más de 4.000 hectáreas afectadas por pedrisco en el mes de julio. Las comarcas de Ribera del Júcar y Costera de Játiva en Valencia son las más afectadas. En total, estas tormentas han elevado la estimación de indemnizaciones de este cultivo a más de 13 millones de euros.

Además del pedrisco, otros eventos climáticos adversos han afectado a varios cultivos durante el año, destacando severos daños por helada en fruta en los meses de febrero y marzo y en viñedo en el mes de mayo, e importantes pérdidas en diversos cultivos por los temporales de lluvia y viento y en frutales a consecuencia de la falta de cuajado.

Las indemnizaciones derivadas del conjunto de riesgos a la fecha se estiman en unos 437 millones de euros, con declaraciones de siniestros correspondientes a un total de 1,1 millones de hectáreas.

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario para hacer frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por todo tipo de riesgos climatológicos y epizoóticos. Las extremas condiciones climáticas que con frecuencia se registran en nuestro país y la rápida respuesta que agricultores y ganaderos reciben del seguro agrario demuestran la importancia de contar con una herramienta tan eficaz para la gestión de sus riesgos.

LAS INDEMNIZACIONES POR LOS PEDRISCOS DE PRINCIPIO DE JULIO SE ESTIMAN EN 35 MILLONES DE EUROS

Acaquis• La superficie afectada se sitúa en cerca de 64.000 hectáreas, siendo las regiones más afectadas la Comunidad Valenciana, Aragón y Castilla y León.
• Cítricos, caqui y cereales, los cultivos más perjudicados por las tormentas.

Las tormentas de lluvia e intensos pedriscos ocurridos a primeros de julio en diversos puntos de la geografía española han causado daños en cerca de 64.000 hectáreas de cultivos, con una estimación de indemnizaciones de alrededor de 35 millones de euros. Aunque suelen presentarse de forma localizada, en esta ocasión los pedriscos se han producido a lo largo de un área geográfica muy extensa, siendo las comunidades más afectadas la Valenciana, Aragón y Castilla y León.

En la Comunidad Valenciana, las tormentas han afectado sobre todo a La Ribera Alta y La Ribera Baja en alrededor de 7.500 hectáreas de cultivo, destacando el término de Algemesí. Cítricos y caqui son las producciones con más daños, en las cuales, además, se teme que también pueda haber daños en madera. También se han visto afectados otros cultivos de la zona, como la sandía. La previsión de indemnizaciones alcanza los 18,7 millones de euros.
En Aragón la superficie afectada ronda las 35.000 hectáreas, fundamentalmente de cultivos herbáceos (trigo y cebada, y algo de maíz), fruta, algunas hortalizas (cebolla), uva de vino y forrajes. A pesar de ello, la indemnización prevista es menor debido a las características propias de los cultivos afectados y se sitúa en 10 millones de euros.
Por último, en Castilla y León se han visto afectadas casi 22.000 hectáreas, sobre todo cereales en León, Soria, Valladolid y Palencia. La indemnización prevista en este caso alcanza los 5 millones de euros.
También se han registrado tormentas en otras comunidades autónomas, si bien los daños ocasionados son menos intensos. Es el caso de Castilla-La Mancha (Cuenca y Guadalajara) y Navarra, donde la mayoría de los daños se han producido en cereales.

Agroseguro ya se han iniciado las tramitaciones, y es importante que los asegurados remitan los partes de siniestro a la mayor brevedad para poder agilizar las tasaciones.

Se prevén indemnizaciones de un millón de euros por el rajado de cítricos en la Comunidad Valenciana

RAJADOLa superficie siniestrada total es de casi 1.500 hectáreas.

La climatología en la Comunidad Valenciana durante los meses estivales de 2017 se caracterizó por una ausencia de lluvias y unas elevadas temperaturas, circunstancias que causan que la piel de los cítricos resulte más delgada de lo habitual. Posteriormente, tras las lluvias caídas durante la primera semana de febrero, se produjo un aumento repentino del volumen de los frutos que provocó su rajado.

La superficie siniestrada por este rajado es de alrededor de 1.500 hectáreas, principalmente de las variedades de naranja Lane Late, Navelate, Powel Summer y el híbrido Ortanique, y Agroseguro estima que las indemnizaciones se elevarán a cerca del millón de euros.

Aunque el rajado no está previsto como riesgo específico cubierto, al tratarse de un daño que ha afectado a extensas áreas de la Comunidad Valenciana (generalizado) se considera indemnizable a través de la garantía de “resto de adversidades climáticas”.

Al objeto de anticipar lo más posible los pagos, Agroseguro está agilizando las tasaciones, que se iniciaron en los primeros días de febrero y que avanzan al ritmo de recolección establecido por los asegurados.

texto alternativo

 Page 1 of 3  1  2  3 »