Sábado 15 de Diciembre de 2018

Archivos

‘Artículos’ Archivos

La Mutualidad Arrocera – Agromas edita un libro en el que se explica de forma detallada la historia de la entidad

IMG_3860

 

Con motivo del 75 aniversario, la Mutualidad Arrocera de Seguros Agromas acaba de editar un libro en el que se explica de forma detallada la historia de la entidad y se da cuenta de sus principales hitos.

Con este libro, quienes hemos recogido el testigo, queremos rendir un humilde homenaje a aquellos pioneros, a todos los que a lo largo de los años han hecho posible la continuidad y el crecimiento de la Mutua. Y qué mejor manera de hacerlo que efectuando un periplo por su ya larga y dilatada historia.

Pasado y presente del cultivo del arroz en el Delta del Ebro


Pasado y presente del cultivo del arroz en el Delta del Ebro El cultivo del arroz en esta zona del Ebro se inició en el siglo XVII por los monjes de la Tinenza de Benifazá, en las orillas del río, en le paraje conocido como la Carroba. En el Delta fue a mediados del siglo pasado, en 1860, tras la puesta en servicio del Canal de la Derecha, y el 5 de Mayo de 1912, fecha en la que el Rey Alfonso XIII inauguró el Canal de la Izquierda, fue cuando relamente el cutivo se extendió por todo el Delta.

Fue necesario poner en cultivo tierras yermas y pantanosas, con las únicas herramientas que tenían, las manos del hombre y las caballerías, luchando contra las enfermedades que comportaba el encharcamiento de las aguas. Las tierras en las que se inició el cultivo tenían gran cantidad de cañas y toda clase de restos de vegetación, lo cual dificultaba la labor de plantar el arroz, y por ello se empezó con la siembra directa incluso desde la propia caballería por lo difícil y peligroso que resultaba andar por dentro de lo que podríamos llamar arrozales.

No tuvo éxito este sistema de siembra por lo difícil que resultaba luchar contra los insectos que habitaban en el agua encharcada, entorpeciendo la germinación, el control de las malas hierbas y la sensibilidad al encamado, que hacía muy difícil obtener buenos resultados, dado que no disponían buenos desagües y la siega era manual.

El proceso habitual era sembrar el arroz en semilleros para posteriormente en el mes de mayo efectuar el trasplante. Esto requería gran cantidad de mano de obra durante toda la campaña, esto conllevó a ser importadores de mano de obra, por este motivo aquí se tuvo mucha relación con gente de Valencia que venían a trabajar y otros que se afincaron comprando tierras para el cultivo del arroz.

En la campaña 1943-44 en el Delta se cultivaban 15.466 hectáreas, la producción era de 4.522 kg. El precio oficial: 1’475 ptas./ kg. Y el costo al productor: 1’002 ptas./kg. Por aquellos años la industria arrocera tenía una importante implantación en todo el Delta, unos diez molinos arroceros, fue a partir de la década de los 50 que el cooperativismo se deasrrolló con más fuerza restando actividad a la industria.

En el Delta se llegaron a crear 6 cooperativas arroceras, de las cuales 5 tenían molino, actualmente tras las fusiones del año 2002 se ha quedado con dos cooperativas, Arrossaires del Delta del Ebro y Cámara Arrocera del Montsià, la industria se ha quedado reducida en un molino.

En los últimos 50 años el cultivo ha pasado de la mano de obra a la mecanización, como en todas partes, de las deficiencias en los sistemas de riego a la red de nuevas acequias de distribución, lo que no hemos logrado es tener agua suficiente para el riego de las 20.500 has. Las Comunidades de Regantes disponen de estaciones de bombeo, para reciclar agua de los desagües e incorporarla a las acequias de riego. Esta agua lleva un alto contenido de conductividad eléctrica (sal) lo que produce un aumento en (2,5 desisiemens) en el riego de los arrozales. La plaga del barrenador del arroz se trata por medio de la A.D.V. Con sistemas totalmente autorizados por la Generalitat de Catalunya, al estar en el programa de medidas agroambientales, se aplica el sistema de trampas con feromonas.

La producción media está alrededor de los 7.000 kgs./ha. Llegando el total a las 135 mil toneladas, de las cuales el 70% está en manos de las cooperativas. En España el cultivo del arroz estuvo sometido a un régimen de autorización administrativa (ley de 17 de Marzo de 1945 sobre concesión de cotos de arroz en los deltas y zonas bajas de los ríos) hasta 1986 año en que se suprime este sistema y se liberaliza el cultivo. Por esta razón, las superficies dedicadas al cultivo del arroz se han mantenido básicamente estabilizadas hasta 1986, produciéndose un incremento de las superficies en España a partir de entonces.

AGUSTÍN CASTELLS CASANOVA
VICEPRESIDENTE DE LA MUTUALIDAD

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux