Lunes 15 de Octubre de 2018

Archivos

75 años asegurando tu futuro

presidente2

Cumplir 75 años siempre es motivo de satisfacción. Que los cumpla una entidad agraria, que además se convirtió en la primera mutua aseguradora de riesgos en el sector, supone una satisfacción aún mayor.

No debió resultar tarea fácil para los arroceros de la España de 1940, organizados en la correspondiente Federación Sindical, crear por su cuenta y riesgo la Mutualidad Arrocera de Seguros. La puesta en marcha de una mutua aseguradora agraria respondió, a buen seguro, a una clara necesidad y la solución que se le dio fue tan inteligente como solidaria.

Tenía que ser solidaria porque la mutua surgió del seno de la Federación Sindical de Agricultores Arroceros de España. Estamos hablando, por tanto, de una entidad representativa de los productores españoles de arroz -un colectivo no sólo numeroso, sino también de gran importancia estratégica en términos de abastecimiento dentro del contexto de una España marcada por el hambre y la escasez- que aplicó como principio básico y fundacional de los primeros estatutos el mismo principio que regía la Federación, es decir, la solidaridad, sin la cual nada hubiera sido posible.

Y aquellos precursores fueron también inteligentes porque supieron captar con gran clarividencia las necesidades existentes en su entorno y, amparándose en las posibilidades que ofrecía la ley, establecieron un seguro obligatorio para protegerse de su gran problema, de su gran enemigo de entonces: el pedrisco.

Visto con la perspectiva que proporciona el paso del tiempo, la iniciativa de crear una mutua arrocera cobra todavía más valor si nos paramos a pensar qué ocurriría en nuestros días si una entidad agraria acometiese un proyecto de semejante envergadura. Es probable que no lo lograse.

Pero es que, además, fueron pioneros, ya que no tenían ningún modelo que imitar ni en el que basarse; el modelo en cuestión lo crearon ellos y lo hicieron en enorme acierto.

Mucho ha llovido desde entonces y la Mutua ha sabido adaptarse a las circunstancias, a las exigencias de cada momento hasta llegar a la actualidad, 75 años después, con un proyecto sólido y perfectamente consolidado que sigue siendo propiedad de los agricultores y que se mantiene fiel a sus orígenes, principios, objetivos y aspiraciones que no son otros que trabajar por y para los agricultores.

Si de lo que se trata es de definir lo que pretendemos conmemorar, bien podríamos decir que celebramos 75 años de solidaridad, de trabajo y de vocación de servicio al sector agrario.

Ahora, y somos conscientes de ello, nuestra responsabilidad pasa por mantenernos fieles a aquellos principios fundacionales y continuar trabajando para que la Mutua Arrocera siga siendo una herramienta indispensable al servicio de los agricultores y ganaderos.

CELESTINO RECATALÁ RICO
PRESIDENTE DE LA MUTUALIDAD
ARROCERA DE SEGUROS

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux